Editor's Rating

Print Friendly, PDF & Email

En el marco de un amplio e inclusivo proceso de consulta sobre cómo mejorar la forma en que se producen, almacenan, distribuyen y se consumen los alimentos en el país, esta mañana se realizó el diálogo político sobre sistemas alimentarios.

La actividad fue presidida por el Secretario de Comercio e Inversiones, Miguel Kattán, el Viceministro de Gestión y Desarrollo en Salud, Carlos Alvarenga, la Viceministra de Relaciones Exteriores, Adriana Mira, la Directora Ejecutiva del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN) Licda. Ana Yanira Calderón y la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador, Birgit Gerstenberg. También participaron ministros y viceministros de otras Instituciones de gobierno como Educación, Medio Ambiente, Gobernación, Desarrollo Local y Agricultura, así como titulares de instituciones autónomas y de la banca estatal.

En El Salvador, el bienestar social de la población es uno de los tres ejes prioritarios del gobierno, junto con la reactivación económica y la apuesta por la seguridad. En este marco, se considera que la alimentación y la nutrición es un derecho humano fundamental para la vida, la salud y la educación, por lo que garantizar la seguridad alimentaria y nutricional es una condición ineludible para alcanzar el desarrollo humano pleno, la calidad de vida en la población y el desarrollo económico y social sostenible del país.

“En nuestro país la doble carga de la malnutrición asciende a 2,559,5 millones de dólares, igual al 10.3 % del PIB del país”, explicó el Viceministro Dr. Carlos Alvarenga.

En ese sentido, la directora ejecutiva de CONASAN, agregó, que el Gobierno ha establecido  líneas de acción para la reducción de la pobreza y el hambre, se ha formulado  el Plan de Desarrollo Social 2020 -2024, así como la Política Crecer Juntos impulsada por la Primera Dama, Gabriela de Bukele, las cuales definen como uno de sus principales resultados erradicar los problemas de malnutrición de la población, con énfasis en el ciclo de vida. En esta apuesta también se ha lanzado recientemente la Estrategia de Alimentación Escolar  Saludable y Sostenible, así como  el Plan Maestro de Rescate Agropecuario, que contribuirán a mejorar las condiciones de vida de la población.

Durante este proceso, realizado en alrededor de un mes, se desarrollaron 25 diálogos, incluido el de esta mañana, en preparación a la participación de El Salvador en la Cumbre sobre Sistemas Alimentarios convocada a nivel global por el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

Los diálogos preparatorios en El Salvador se han desarrollado durante el mes de mayo en las zonas occidental, oriental, central y paracentral del país, así como con sectores como pueblos indígenas, personas con discapacidad, niñez, mujeres, empresa privada y organizaciones de consumidores, 10 en formato virtual y 15 de manera presencial en los que se han seguido todas las medidas de bioseguridad decretadas por el Ministerio de Salud y en los cuales han participado un acumulado de más de 570 personas.

El proceso ha sido liderado por el Ministerio de Salud, a través del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONASAN), con el apoyo de ocho agencias del Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador (FAO, PMA, FIDA, UNFPA, UNICEF, ONU Mujeres, PNUD y OPS/OMS) y la oficina de la Coordinadora Residente de Naciones Unidas.